Capítulo 1

Es Necesario otro Libro?

Yo creo que otro libro sí es necesario, uno que llama a la iglesia a la perseverancia y no a un rapto temprano. Hay muy poca material en las librerías Cristianas llamando a la perseverancia, pero Jesús dijo a sus discípulos que los que perseveran hasta el fin serán salvos. Esto implica que los que no se perseveran no serán salvos. El fin del siglo está por encima y los miembros de la iglesia que están confundidos sobre este tema peligran tropezar o aun apostatar en lugar de perseverar. Esto me entristece, y presento este libro a los santos con la esperanza y oración que sus corazones sean alentados y su fe fortalecida, para que cada uno termine la carrera a la que nos ha llamado nuestro Señor Jesús a completar.

Entonces Muchos Tropezarán...

"Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferrentes lugares. Y todo esto será principio de dolores. Entonces os emtregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo." (Matthew 24:7-13)

Jesús está advirtiendo a sus discípulos de una secuencia de eventos en el fin del siglo que él compara con dolores de parto de creciente intensidad durante los cuales ellos serán perseguidos y matados y aborrecidos por todas las naciones. Estas son sus palabras acerca de lo que les esperaba a sus discípulos en el futuro. Nosotros, sus discípulos, que vivimos en el fin de este siglo debemos esperar ver estas cosas. Queda asentada su palabra. Aunque Jesús nos ha advertido, muchos tropezarán y el amor de muchos se enfriará. Aunque parezca ser un tiempo de extrema desesperación, no lo será, porque un alumbramiento no es un evento de desesperación, sino de expectación y gozo. El proceso del parto, sin embargo, es doloroso.

"La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo." (Juan 16:21)

Jesús no nos dio estas advertencias para asustarnos o desalentarnos, sino para avisarnos y animarnos para que no tropecemos ni nos apartemos de la fe cuando estos eventos inevitables ocurran. El ha puesto delante de nosotros el gozo de ser manifestados como hijos de Dios, pero tenemos que soportar el proceso de alumbramiento. Por el gozo puesto delante de él, Jesús sufrió la cruz. Esto debe ser nuestra actitud al llegar nosotros al final de este siglo.

"Ya os lo he dicho antes." (Mateo 24:25)

"Estas cosas os he hablado, para que no tengáis tropiezo." (Juan 16:1)

Presento este libro para preparar y animar a mis hermanos y hermanas a perseverar en el tiempo de alumbramiento, porque si estamos desprevenidos pueda resultar en tropiezo o aun en apostasía. Quiero compartir lo que creo que el Espíritu Santo está revelando acerca de estos tiempos y su propósito en el plan de Dios para su iglesia. Un alumbramiento como los hijos de Dios está a la vista y es un nacimiento que resultará en gozo eterno par los santos que soportan los dolores de parto, temporales pero necesarios.

No Tristeza y Derrota, sino Gozo!

Este mensaje es un despertamiento a la iglesia, pero no es una alarma de tristeza y derrota. Es un mensaje de restauración de la visión robada por el enemigo. Es un mensaje del amor de Dios. Dios nos ama tanto a cada uno de nosotros que El desea que seamos alumbrados en una novia sin mancha ni arruga antes que Jesús regresa. Aunque nuestro nacimiento físico no fue un evento de tristeza y derrota, sin embargo era un evento restrictivo, violento y aun sangriento que tal vez como bebés ignorantes no hubiéramos escogido si pudiéramos haber hecho esa decisión. La matriz era un lugar caluroso y cómodo donde tal vez hubiéramos preferido quedar en comodidad relativa.

La iglesia está en esta condición al acercarse el fin del siglo. Estamos empezando a experimentar las presiones que aumentan en el proceso del alumbramiento, pero estamos confundidos y buscando una manera de evitarlo. Pablo escribió que toda la creación está gimiendo, como con dolores de parto, por la revelación de los hijos de Dios. (Romanos 8: 19-23) También describe su propia agonía de dolores de parto hasta que Cristo sea formado en nosotros (Gálatas 4:19) Estos pasajes se refieren al nacimiento de los santos en la imagen de Jesús, y nosotros debemos prepararnos para nuestro alumbramiento prometido como hijos de Dios, aunque tengamos que sufrir la descomodidad temporal de los dolores de parto.

Una Enseñanza Profética Escritural

Este libro es una enseñanza profética escritural del llamamiento y destino glorioso de la iglesia al final de este siglo. Mi intención es identificar doctrinas engañosas y eliminar confusión que pueda causar a los santo a tropezar o aun apostatar cuando vengan estos dolores de parto. También es para presentar lo que las Escrituras indican son las razones por qué la mayoría de la iglesia permanece sobre la tierra hasta el fin del siglo para cumplir su llamamiento glorioso. Es una enseñanza de sentido común centrada en la cruz y basada en la verdad, simple y clara, de las Escrituras. Creo que una gran porción de ella ha sido iluminada por el Espíritu Santo. Yo me considero más como el que entrega la carte que el autor de esta enseñanza.

Si No Es Bíblico, No Está Aquí

Nada será presentado aquí que sea anti-escritural, ni agregado ni quitado de las Escrituras exitentes. Los temas expuestos sólo subrayan e iluminan lo que ya está escrito. Los puntos presentados son proféticos sólo en el sentido de que procuran iluminar Escrituras exitentes basados en la fresca revelación del Espíritu Santo que he recibido. Todo lo que la iglesia necesita saber acerca del fin del siglo para poder perseverar hasta el fin y salir victoriosa ya está en las Escrituras, pero necesitamos estudiarlas, entenderlas y creerlas.

Fresca Comprensión de Las Escrituras

A Daniel se le dijo que al fin de los siglos se aumetaría el entendimiento de sus visiones y sueños proféticos. Debemos esperar que entre más se acerca el fin del siglo, más debemos esperar que se aumentará la claridad profética. Pero también podemos esperar que se aumentará el engaño profético que el enemigo usa para hacer que la iglesia trepiece en su camino a la victoria. Su primer advertencia de Jesús a sus discípulos fue "Mirad que nadie os engañe."

Aunque el Espíritu Santo está dando fresca comprensión concerniente a su caminar de la iglesia al final del siglo, esta comprensión típicamente contradice mucha de la literatura Cristiana contemporanea sobre el tema.

De todos los libros contemporaneos sobre los eventos de los últimos días, son pocos que dan una comprensión sobre por qué permanece en la tierra y de la parte crucial que juega en el plan eterno de Dios de restaurar Su creación. La iglesia no puede llevar a cabo su parte en el desarrollo del plan profético su no tiene la visión de por qué está aquí. Vamos a estudiar Escrituras que revelan las razones por qué tiene que permanecer sobre la tierra para cumplir su glorioso destino profético.

El tiempo del Rapto será aclarado como resultado de estudiar estas Escrituras y entendiendo el destino al cual la iglesia fue llamada. Descubrirán que el tiempo de Rapto es una clave a su destino de la iglesia sobre la tierra pero no su causa. Veremos que el tiempo del Rapto no es un esclavo de nuestros propios intereses, sino de la gloria eterna de Dios.

Guardáos de las Falsas Voces Proféticas

Dios nos advierta que habrán muchas voces engañosas y falsos profetas hablando en los últimos días. Donde hay voces profétecas verdaderas, también siempre habrá falsas igual que hay cizaña entre el trigo. Debemos ser como los creyentes de Berea quienes fueron alabados por Pablo por ser más nobles porque juzgaban sus palabras según las Escrituras. Esto es más que una búsqueda intelectual de los hechos (pues la letra mata, mas el Espíritu da vida). Tenemos que depender del Espíritu Santo para guiarnos a toda la verdad o seguramente seremos engañados. Si usted no encuentra esta palabra cotizada por las Escrituras y vivificada personalmente por el Espíritu Santo, no tienes razón para creerla. La voz que habló por medio de Pedro sugeriendo a Jesús que no necesitaba ir a la cruz es la misma voz que habla a través de los hombres hoy aconsejando a la iglesia que no necesita perseverar hasta el fin y sufrir la cruz suya. Tal vez pensamos que ya hemos llegado a su propósito final de Dios para su iglesia sobre la tierra. Pero muchas de las mismas razones que Jesús escogió sufrir mute en la cruz para poder veneer a Satanás aplican igualmente a su Iglesia. Satanás no quiere que la iglesia cumpla su destino en la tierra a fin de este siglo igual que no quería que Jesús cumpliera su destino, porque su derrota final depende de que los dos destinos sean cumplidos.

No basta hacer una lista de lo que escolares Bíblicos piensan sobre este asunto, porque todos tienen opiniones diferentes. La Verdad no se establece por voto. La Verdad en cualquier asunto es lo que Dios dice. Agendas personales y doctrinas debe ponerse a un lado y debemos depende solamente del Espíritu Santo para guiarnos a la verdad que las Escrituras enseñan sobre el rol de la iglesia en el fin del siglo. Descubriremos que lo que el hombre enseña y lo que la Escrituras dice frecuentemente son muy diferentes. Pero debemos decidir ahora que esto no agregará armas a una batalla entre creyentes de diferentes creencias doctrinales sobre los últimos días. Nuestra batalla debe ser contra gobernadores y autoridades en los lugares celestiales. Nuestro ataque debe ser contra el engaño y no contra los santos. Doctrina y comprensión del los últimos días no nos meterá ni nos sacará del reino de Dios, pero nuestra enseñanza no debe guiar a los santos por una senda que les hará tropezar.

Un Lazo Engañoso

Yo creo que el enemigo está enlazando a la iglesia para hacerla tropezar y aun apostatar por medio de enseñansas que insisten que estas Escrituras de advertencia no son aplicables a la iglesia de los últimos días porque la iglesia verdadera habrá sido quitada de la tierra antes que estos eventos ocurran. Esto es contrario a las claras palabras de las Escrituras. Semejante enseñanza inconscientemente pone un lazo en el cual muchos santos serán confundidos y estremecidos cuando se encuentren en medio de eventos que no esperaban ni por los cuales estaban preparados. Estarán en peligro de tropezar en lugar de perseverar hasta el fin como nos mandó Jesús. Jesús no hubiera amonestado a su discípulos a perseverar hasta el fin del siglo para ser salvos si esto no fuese el llamado principal de los santos que viven en el fin del siglo. Las Escrituras no debe ser alteradas para caber en nuestras doctrinas preferidas. Nuestras doctrinas tienen que conformarse a las escrituras o ser cambiadas hasta que se conforman.

Estas semillas de engaño ya han dado mal fruto. Confusión y diferencia de opinion y aun apatía entre los creyentes en cuanto al destino de la iglesia es común. Algunos creen que van a ser raptados en cualquier momento, mientras otros creen que permanecerán sobre la tierra para ser victoriosos y hacer proezas. Otros creen que el asunto no es importante porque lo que ha de suceder, sucederá. Pero Pablo dice, concerniente al tiempo de tales eventos, "Nadie os engañe en ninguna manera." El enseñó que el asunto del tiempo era de crucial importancia, y siguió describiendo cuidadosamente el tiempo y naturaleza de los eventos del fin del siglo para que no tropezaran cuando llegaran los tiempos difíciles. Pablo notó en 2 Timoteo 2:18 que falsas enseñanzas acerca del tiempo de la resurrección ya habían trastornado la fe de algunos. Esto es prueba que la comprensión correcto del tiempo de eventos es importante. Las Escrituras sugieren que así será en los últimos días. Falsas enseñanzas acerca del tiempo de la resurrección resultará en trastornar la fe de muchos, y mucho apostatarán, por no estar preparados para soportar las aflicciones que vienen sobre ellos.

Si estamos firmemente arraigados en la creencia que nos excluye a todos de los tiempos de pruebas y aflicciones al final del siglo, la singular enseñanza de Jesús que "Los que perseveran hasta el fin serán salvos" debe susitar preguntas y nueva evaluación de esa creencia.

Debemos escundriñar nuestros corazones por motivos que anulan la sencilla verdad de sus palabras. El fin al que refiere Jesús es el fin de este siglo. Jesús también enseñó que la siega ocurriría al fin del siglo. Esa siega que se describe en Apocalipsis 14 ocurre después de un período específico de tres años y medio de gran tribulación durante la cual los creyentes son amonestados a mantenerse firmes en su fe y perseverancia. La siega al final de este siglo ocurre después de la tribulación, no antes. Necesitamos entender que la Biblia enseña claramente que es después de la gran tribulación de aquellos días que Jesús enviará a sus ángeles para reunir a sus escogidos.

Santos que no tienen visión de estar sobre la tierra en el fin de este siglo y están apoyándose en la idea de ser raptados antes que ocurran eventos descritos en Daniel, Mateo y Apocalipsis, están engañándose si creen que las advertencias de Jesús no se aplican a Sus discípulos que viven en el fin del siglo. Cualquier enseñanza que quita a la iglesia de estas Escrituras, la quita del período más crítico de su destino profético sobre la tierra.

Satanás ha Robado y Torcido la Visión

Las Escrituras deacon que sin visión, la gente perece (Proverbios 29:18 KJV). Si la iglesia está sin visión des su llamado al fin del siglo, ¿Cómo podrá sobrevivir par cumplir ese llamado? Si ha sido despojado de la visión de perseverar hasta el fin de la edad, ¿Cómo podrá perseverar? En la misma voz de Pedro clamamos "¡En ninguna manera, Señor!" cuando confrontados con la idea de tener que soportar los dolores de parto de la tribulación al fin del siglo.

¿Estamos dispuestos a considerar una restauración de visión que viola nuestras doctrinas y preferencias carnales? Puedes estar seguro que Satanás ha intentado robar y torcer esa visión, porque el resultado de esa visión será verlo a él derrotado y aplastado (Romanos 16:20). El entiende la visión mejor que nosotros. El está luchando para sobrevivir y su única esperanza es mantener engañada a la iglesia e ignorante de su llamado, porque una vez que la iglesia comprende su llamado y se levanta para abrazarlo, él está acabado.

Hemos escogido apartar de la centralidad de la cruz y de las cosas de Dios por las cosas del hombre. Hemos rehusado apropiar la visión de Dios para su iglesia al fin del siglo: "Y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas; para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor."

Hoy, muchas doctrinas sobre los últimos días enseñan que el próximo evento en el calendario profético es el rapto de la iglesia. Esta doctrina enseña que sólo necesitamos aguantar hasta este evento que pueda suceder ahora en cualquier momento. Yo creo que esto es un engaño, concebido en el infierno, diseñado para evitar que la iglesia cumpla su glorioso destino profético sobre la tierra en el fin del siglo: vencer a Satanás mientras está siendo conformada a la imagen de Jesús. Somos destinados a ser vencedores, pero Satanás quiere que pensemos de otra manera. Dios ha creado todas las cosas para demostrar Su sabiduría por medio de su iglesia a las potestades y autoridades en los lugares celestiales, y esas potestades y autoridades harán todo en su poder y autoridad evitar que la iglesia cumpla con este llamado glorioso.

La Naturaleza del Engaño

A. L. Tozer dijo en uno de sus escritos que entre tanto más crítico sea un tema para la iglesia, es más probable el enemigo inyecta engaños y mentiras en ese tema. Un ejemplo perfecto de esto es la confusión y contraversia sobre el tema del destino de la iglesia en los últimos días, en particular el tema del rapto. Sólo fijando en la contraversia sobre el rapto podemos ver las huellas de Satanás por todas partes.

Suponga que se le presentan dos doctrinas opuestas, por ejemplo, el escenario del rapto antes de la tribulación y luego la que mantiene que el rapto ocurrirá en la siega al fin del siglo. Esto es un tema crítico y por tanto según la lógica de A. L. Tozer, podemos concluir que uno de estos escenarios es falso o por lo menos, más erróneo que el otro. Esto es de sentido común. Si uno de ellos es falso, podemos decir con toda seguridad que el enemigo lo está promoviendo, porque el enemigo es el engañador, y cualquier doctrina importante concerniente a la iglesia y su derrota de él, será atacada y pervertida.

¿Cuál es el escenario de más probable engaño - El que dice que la iglesia estará aquí durante la gran tribulación, pero resulta que no está, o el que dice que la iglesia no estará aquí, pero resulta que sí está? ¿Cuál es una trampa? ¿Cuál tiene las huellas del engañador? Yo preferiría encontrarme raptado antes de lo que esperaba que hallarme entrando en un tiempo de gran tribulación que ni esperaba ni me hubiera preparado para soportar, ¿Y usted?

No es malo estar demasiado preparado, pero supongamos que todo esto de pasar por la tribulación resulta ser innecesario y nos encontramos de repente raptados. Yo saltaría de alegría aunque tuviera que pasar la vergüenza de abandonar mis creencias equivocadas, por lo menos no tropezé, ni me aparté de la fe. Pero ¿Qué pasaría si el rapto no occurre hasta cerca del fin de los últimos tres años y medio del siglo y no estamos preparados a soportar tribulación y perseverar hasta el fin, porque fuimos enseñados de otra manera? La seriedad del último error doctrinal sería mayor. Yo creo que esto sugiere automáticamente cual es la trampa de Satanás.

No Podemos Llamar a Buenas Nuevas, Malas Noticias

Qué tragedia sería interpretar los eventos de estos tiempos como la ira de Dios, cuando en realidad son el proceso de alumbramiento que nos revela como hijos e hijas de Dios. No debemos tomar las Buenas Nuevas de las Escrituras y llamarlas malas noticias. Debemos dicernir bien las Escrituras y abrazar el glorioso llamado y destino de la iglesia al fin de este siglo. Nuestra supervivencia espiritual depende de entenderlo. Estamos en peligro de perecer por falta de conocimiento y visión al encontrarnos involucrados en los eventos de fin del siglo. ¡Necesitamos entender y estar preparados!

¡Nadie Os Engañe!

Este es el clamor de advertencia a la iglesia para que no sea engañada en los días venideros por falta de conocimiento y visión. No debemos ser estremecidos cuando el mundo alrededor de nosotros empieza a caer y desmoronar. No debemos ser conmovidos cuando hambre, pestilencia, guerra y persecución presionan más y más. No debemos pensar "¿Por qué no soy raptado?" cuando estos eventos empiezan a tocar nuestras vidas cómodas y protegidas. Al contrario, debemos anticiparlos como el principio de los dolores de parto que resultarán en nuestro nacimiento a la gloria.

Este mensaje es especialmente necesario para la iglesia occidental, insospechosa y satisfecha de sí misma, porque nosotros estamos en el mayor peligro de tropezar y apostatar cuando estos tiempos de dolores de parto vienen a violar nuestras doctrinas y trastornar nuestra comodidad.


Parece Haber Provisión para Escapar... Por Medio de la Madurez

Parece haber provisión en las Escrituras par escapar el tiempo de la prueba que viene. Sin embargo, las Escrituras sugieren que relativamente pocos se hallarán preparados y dignos para escapar. Aparece un grupo en el cielo al principio de Apocalipsis 14 identficado como los primeros frutos de la siega. Estos parecen ser los que maduraron temprano: "y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios." ¿Pero cuántos granos de trigo se puede sostener en una mano y mecerlos delante del Señor en comparación al número de granos de la siega entera? Esta es sólo la compañía de los primeros frutos, no la mayoría de los santos. La mayoría de los santos tienen que soportar hasta la siega al final de Apocalipsis 14, y esa siega viene después de un período de tres años y medio en el cual los santos son aconsejados a perseverar y no perder su fe en Jesús. No importa si estos resultan ser santos que creyeron durante la tribulación o santos que no fueron incluídos en un rapto anterior, o santos que están Esperanto un rapto que todavía no loggia, todos son llamas a soportar y perseverar hasta el fin.

Tuna Gran Multitude de Santos Identificar en Gran Tribulación!

Aquellos discípulos viviendo al terminar el siglo probablemente seremos nosotros y/o nuestros hijos. Las Escrituras claramente identifican a una gran multitud of santos "la cual nadie podía contar" en medio de gran tribulación al fin del siglo. Obviamente no todos escaparán por un rapto antes de la tribulación si es que hay uno. Tal vez estos son los que perdieron un rapto anterior, pero en cualquier caso son la mayoría de la iglesia viva en el fin del siglo, porque es una gran multitud la cual nadie podía contar que salen victoriosos de la gran tribulación en Apocalipsis 7:9. Las Escrituras no identifica a los que serán raptados como una gran multitud la cual nadie podía contar, sino más bien como "nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado (1 Tesalonicenses 4:15), como si fueran una minoría y no una mayoría.

La enseñanza que asegura que la iglesia en general escapará de tribulación por medio de un rapto no representan acertadamente la verdad clara y sencilla de las enseñanzas y advertencias de Jesús. Las Escrituras indican que la mayoría de la iglesia incluídos en la siega general descrito al fin de Apocalipsis 14 y la gran multitud la cual nadie podía contar van a experimentar la gran tribulación hasta donde sea necesario para purificarlos, refinarlos y hacerlos dignos del reino de Dios. Esta gran multitud de santos de cada nación y de todo tribu, pueblo y lengua que salen de la gran tribulación, que han lavado sus ropas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero tiene que haber estado en la gran tribulación para poder salir de ella.

Ropas lavadas y emblanquecidas en la sangre del Cordero implica un proceso de purificación. ¿Por qué alguno de nosotros quisiera evitar ese proceso si es necesario para hacernos dignos del reino de Dios?

Las Escrituras claramente dan la razón por la que Dios permite que una gran porción de la iglesia permanezca sobre la tierra hasta el fin del siglo: Para vencer a Satanás mientras son purificados y conformados a la imagen de Jesús. Cuando entendemos la gloria a la cual Dios llama a su iglesia, un rapto de la mayoría de la iglesia antes de la tribulación parece estar terriblemente inconsistente con ese llamamiento.

La Senda que Caminó Jesús

Jesús dijo: "En el mundo tendréis aflicción mas confiad, yo he vencido al mundo." Nosotros que formamos su iglesia estamos destinados a ser victoriosos sobre Satanás por la sangre del Cordero, por la palabra de nuestro testimonio, no amando nuestras vidas hasta la muerte (Apocalipsis 12:11). Dios aplastará a Satanás debajo de nuestros pies (Romanos 16:20). ¡La iglesia estará victoriosa! Pero la senda hacia la victoria será la senda por la cual caminó Jesús. Tal como él fue tratado así podemos esperar ser tratados. Jesús nos ha dado su poder y autoridad para ganar esta victoria, pero podemos apropiarla sólamente caminando por fe. No existe cierto camino para Jesús y otro camino para nosotros, aunque Satanás quisiera que así lo creyeramos. Jesús dijo: "¡Sígueme!" Satanás siempre no seduce a seguir otras sendas.

La Carne Resiste esa Senda

La carne constantemente lucha contra el espíritu. Pocos saborean el pensamiento de sufrir aun por una causa digna. Es natural para nosotros procurar la senda cómoda y escapar las pruebas, pero Dios conoce lo que es mejor para su pueblo, puesto que El es quien diseñó el proceso de transformación. Su diseño co sus hijos siempre ha sido transformarlos, guiándolos por la senda donde caminó Jesus. Somos llamados a abrazar la cruz, no huir de ella. Los tiempos más provechosos de formación en nuestras vidas son los tiempos de prueba. Esto es doloroso para la carne, pero es el camino de Dios. Dios ha escogido traer restauración a su creación por un proceso semejante al alumbramiento de un infante. Aunque sea doloroso el proceso, tenemos que fijarnos en el gozo más allá del dolor. Fue por el gozo más allá del dolor que Jesús soportó el sufrimiento de la cruz. Las promesas del vida eterna y recompensa a las siete iglesias en el libro de Apocalipsis son para los vencedores, no para los cobardes e incrédulos.

La Carta de Amor de Dios a Su Iglesia

El libro del Apocalipsis ha sido descrito como la carta de amor de Dios a su iglesia, porque pone en orden el plan amoroso de Dios de conformarnos a la imagen de su Hijo. Tal vez dudemos de los eventos descritos como el amor de Dios, pero debemos recordar que nuestro Padre está dando a luz sus hijos transformados de una creación caída. Satanás será vencido y aplastado debajo de nuestros pies en el proceso. La gloria de una nueva creación está por delante. El proceso es un alumbramiento, acompañado por dolores de parto, que refleja la obra del amor de Dios por su hijos al redimirlos de su estado caído.

Una Invitación a Reconsiderar...

Le reto y le invito a usted a examinar nuevamente a las Escrituras que enseñan el plan de Dios para su iglesia al fin del siglo. Le invito a examinar otra vez a las Escrituras que describen el tiempo del rapto. Una cosa es si la iglesia no estará aquí durante el proceso del alumbramiento al fin del siglo, pero otra cosa muy diferente si la iglesia estará aquí y estos dolores de parto son suyas. Necesitamos procurar entender todo lo que Dios ha mostrado en sus Escrituras en cuanto al destino de su iglesia. No queremos ser como bebés ignorantes en el vientre que claman, "¡De ninguna manera Señor!" si es el plan perfecto de Dios es hacernos pasar por semejante proceso de alumbramiento. Necesitamos aceptar el plan de Dios para su iglesia al fin de este siglo, sin importar lo que sea.

Recuerda, este no será un mensaje de tristeza y derrota, sino de gozo y de gloria. Tal vez no lo vemos así, porque nuestros pensamientos sobre la restauración no son los pensamientos de Dios. Necesitamos tener nuestras mentes renovadas hasta que se conforman a los propósitos eternos de Dios para que podamos soportar los dolores de parto temporales por el gozo puesto delante de nosotros.

Tenemos quien haya caminado por esta senda antes quien dijo: "¡Sígueme!" Fue su propia muerte y resurrección que Jesús en Juan 21:16 compara con el nacimiento gozoso de un niño.

Es mi oración que a través del estudio de estas Escrituras, el Espíritu Santo le guiará hacia una comprensión más profunda del llamamiento de la iglesia al fin del siglo. Es mi oración que este libro ayudará y alientará a los que tal vez crean que la "verdadera iglesia" no estará sobre la tierra al fin del siglo. Es mi oración que muchos serán fortalecidos y alentados a estar firmes cuando vengan las inevitables pruebas y conmociones profetizadas. Es mi oración que la fe de muchos será fortalecida al percibir la gloria a la cual Dios ha llamado a la iglesia en medio y a través de los dolores de parto de tribulación que están por delante. Es mi oración que nuestro Padre Celestial sea glorificado por una iglesia que dice "¡Sí!" a su propósito eterno en Cristo Jesús para demostrar su sabiduría por medio de la iglesia a los principados y autoridades en lugares celestiales


Regresa a Homepage/Tabla de Contenido þ

Próximo Capítulo 2: ¡Un llamamiento Glorioso; Un Plan Grandioso! þ