Capítulo 4

Identificando a la Iglesia en Apocalipsis

Hemos visto como Daniel recibió una serie de visiones, cada una edificándose en el anterior, sin embargo no podía entender lo que significaban, porque le fue dado sólo una porción del cuadro completo. Le dijeron que las palabras que había recibido estaban ocultas y selladas hasta el tiempo del fin. Nosotros estamos ahora en ese tiempo del fin y tenemos el beneficio de las Escrituras del Nuevo Testamento incluyendo las visiones de Juan en el libro de Apocalipsis. El libro pequeño que fue sellado en Daniel capítulo 12 hasta el tiempo del fin está ahora abierto en las manos del ángel en Apocalipsis capítulo 10, y los eventos de los últimos tres años y medio de siglo tocante al llamamiento y destino de la iglesia están revelados para nuestro entendimiento.

Sin embargo, muchos enseñan que la iglesia no está enfocado en los capítulos 5 al 19 de Apocalipsis porque no aparece la palabra "iglesia" en ninguna parte. Por tanto se formula la conclusión de que la iglesia fue raptada antes que ocurran los eventos descritos en estos capítulos. ¿Pero es esto lo que verdaderamente enseña la Biblia?

¿Son los Santos en Apocalipsis Capítulos 5 al 19 la Iglesia?

No es necesario que la palabra actual "iglesia" sea hallado en Apocalipsis capítulos 5 al 19 para detenernos de identificar como la iglesia los que siguen al Cordero dondequiera que vaya, los que son vestidos de ropas blancas de pie ante el trono, de pie delante de su Señor, y los que guardan sus mandamientos y creen en Cristo Jesús. Todos estos son descripciones de grupos de gentes en los capítulos 5 al 19 de Apocalipsis. La gente se conoce como la iglesia basado en su relación con Jesucristo, indistinto de ser llamados, santos, los elegidos, o multitudes u otra cosa y esto es independiente del tiempo del rapto.

Capítulos 5 al 19 de Apocalipsis claramente identifica a la iglesia sobre la tierra en medio de los eventos descritos sin necesidad de usar la palabra "iglesia." Temo que esta es una de aquellas ocasiones en que estamos buscando apoyo para nuestra doctrina ya establecida en lugar de la sencilla verdad de las Escrituras. No queremos reconocer a la iglesia en estos capítulos porque no apoya a nuestras creencias. El libro de Apocalipsis fue escrita a la iglesia, para la iglesia, acerca de la iglesia, y el contenido de capítulos 5 al 19 es el corazón mismo del destino profético de la iglesia sobre la tierra en el fin del siglo. El hecho de que no nos gusta, no lo cambia. Debemos adaptarnos a las Escrituras y no vice versa. La doctrina compañera a esta línea de pensamiento es que los veinte y cuatro ancianos descritos en Apocalipsis 4:4 son la iglesia raptados antes del comienzo de la siguiente tribulación. Nota, sin embargo, que estos veinte y cuatro ancianos siguen existiendo como grupo separado mientras se reunen las varias facciones de la iglesia el cielo hasta e incluyendo al capítulo 19. Si estos veinte y cuatro ancianos representan a la iglesia, ciertamente no representan la mayoría de la iglesia. Ellos son veinte y cuatro individuos, no una multitud que nadie podía contar. No debemos asignar a la iglesia donde no está claramente identificada, mientras al mismo tiempo ignorarla donde está claramente identificada.

Nuestra Relación con Jesús nos Identifica como la Iglesia

La Iglesia está claramente descrita en los capítulos 5 al 19 de Apocalipsis, pero no por el término "iglesia." Los varios grupos descritos abajo son identificados como parte de la iglesia debido a su relación a Jesucristo.

Debajo del altar en el quinto sello de capítulo 6, vemos las almas de los que fueron muertos a causa de la palabra de dios y a causa del testimonio que tenían. Esto los identifica como parte de la iglesia. La palabra de Dios es el evangelio de Jesucristo. Es el testimonio de Jesucristo la causa de tribulación tal como había profetizado Jesús.

En el sexto sello de capítulo 7 encontramos una grande multitud, tan vasta que nadie podía contarla, apareciendo en el cielo, hacienda salvo de la gran tribulación. Son identificados como parte de la iglesia porque hen laved su ropas y las hen emblanquecido en la Sangre del Cordero. Bests obviamente forman parte de la iglesia.

Los dos testigos de capítulo 11 que profetizan de pie delante del Señor de la tierra, se ven su cadáveres tres días en las calles de la gran ciudad donde también su Señor fue crucificado y luego son resucitados y ascienden al cielo obviamente son parte de la iglesia.

Los santos de capítulo 14 contra quienes la bestia hace guerra y quienes son amonestados a guardar los mandamientos de Dios y su fe en Jesús obviamente son parte de la iglesia.

Los que son cosechados al fin de Capítulo 14 y se oyen en el cielo cantando el cántico de Moisés y el cántico del Cordero habiendo salido victoriosos sobre la bestia y su imagen y el número de su nombre obviamente forman parte de la iglesia.

Todos estos grupos descritos en los capítulos 5 al 19 forman parte del cuerpo de Cristo a causa de su íntima relación con él. La novia revelada en capítulo 19 por fin está preparada. No saltó allí desde el capítulo 5. Ha estado implícitamente involucrado en el proceso de purificación y perfeccionamiento de los capítulos 5 al 19. Sus vestidos de lino fino son las acciones justas de aquellos santos que acaban de salir victoriosos de la gran tribulación.

La iglesia está en todas partes de Apocalipsis. Alcanza su posición de novia y esposa al ser purificada en el crisol de eventos de los últimos tres años y medio del siglo. Jesús viene otra vez por una esposa sin mancha ni arruga. Y uno de los propósitos de la gran tribulación es ayudar a establecer esa pureza. Lógicamente entonces, nuestra única esperanza para escapar de estos tiempos es estar sin mancha ni arruga antes que estos tiempos empiezan.

A las Iglesias para las Iglesias

Juan a las siete iglesias...(Apocalipsis 1:4)

"Yo, Jesús, he enviado Mi ángel para dar testimonio de estas cosas en las iglesias." (Apocalipsis 22:16)

Estas cosas son escritas a las iglesias y para las iglesias y es acerca de las iglesias. Dios demostrará su sabiduría a través de la iglesia a las potestades y autoridades en los lugares celestiales y esta descripción del destino y el llamamiento de la iglesia es el tema de capítulos 5 al 19.

Dios será glorificado por su iglesia sobre la tierra a través de los eventos a fin de este siglo y tenemos que someternos a su plan definida tan claramente por estas Escrituras que describen el camino trazado para la iglesia. Quitar la iglesia de estas Escrituras es eliminar la vision de la iglesia de las Escrituras y desperdiciarla.

En los capítulos 5 al 19 encontramos el proceso de victoria de los santos sobre Satanás y encontramos a la iglesia en su mayor gloria y perfección cumpliendo la gran comisión de predicar el evangelio hasta los confines de la tierra. Sí encontramos allí a la gran tribulación, pero en esa gran tribulación vemos el proceso de purificación que termina en la manifestación de la Esposa que se ha preparado.

Espero que todos puedan captar cuán esencial es esta parte del libro de Apocalipsis para el llamamiento y destino de la iglesia en el fin del siglo. Temo que sólo beneficia las intereses de Satanás en sacar a la iglesia del cuadro en cuanto a los eventos aquí expuestos. Creo que nos conviene considerar con mucha oración las palabras de advertencia de nuestro Señor en Apocalipsis 22:18-19 acerca de quitar o agregar cualquier cosa a estas Escrituras.

Un Engaño Deberá Llamarse un Engaño

Estas son palabra duras y a veces estoy tentado a editarlas o intentar suavizarlas, porque yo sé que algunos se ofenderán y algunos pensarán que son demasiadas ásperas, Pero creo que son apropiadas. Mi motivo es despertar a los santos que de otra manera serían introducidos en una situación al fin de este siglo que les hará tropezar y apostatar. La salvación de un alma vale más que el riezgo de ofender a alguien por contradecir sus creencias doctrinals.

Cualquier terminología menos de llamar engaño a un engaño es en sí mismo un engaño. Pablo usó la palabra "engaño" en referir a las falsas enseñazas sobre el tiempo de día del Señor, y Jesús volteó a Pedro e idenficó como de Satanás la voz que le instaba a no ir a la cruz. Satanás es el engañador y es Satanás que apoya cualquier falsa enseñanza concerniente al papel de la iglesia en el fin del siglo. Por tanto, escojo llamar a cualquier doctrina que no identifica a la iglesia en Apocalipsis 5 al 19 un engaño del enemigo diseñado hacer tropezar a los santos y evitar que complain su destino glorioso al fin del siglo, el cual es aplastar a Satanás debajo de su pies y ser transformación a la imagen de Jesús. Cualquier enseñanza que disminuye de las Escrituras involucrados en este proceso sólo suede beneficiary al enemigo de nuestras almas.

Sin embargo, Quito enfatizar que no es mi intención atacar a los santos que enseñan o han enseñado la doctrina del rapto antes de la tribulación. Es un ataque contra la doctrina misma porque no está de acuerdo con la enseñanza de sentido común de las Escrituras. Muchos grandes hombres de Dios han creído y han enseñado esta doctrina y siguen enseñándola. Sólo vemos lo que nos ha sido concedido ver. Creer o enseñar un rapto antes de la tribulación no impedirá a nadie la entrada la ciudad eterna. Pero apostatar de la fe por haber creído una enseñanza falsa y faltar la visión de perseverar y no recibir la marca de la bestia, sin embargo, nos privará de entrar a la ciudad eterna.

Por tanto, no debemos estimar ligeramente estas enseñanzas si pudieran impactar nuestra salvación. Jesús nos aconseja ser sabios como serpientes y mansos como palomas.

La enseñanza del rapto antes de la tribulación tiene cierto elemento de verdad, porque veremos que la Biblia enseña que santidad y madurez sí guarda a algunos de la hora de prueba, pero no es la mayoría de la iglesia que escapa de toda tribulación como se enseña comúnmente. Tampoco es al principio de los últimos siete años del siglo. Debemos entender que Dios usará gran tribulación para transformar a sus santos a la imagen de Jesús. Algunos no tendrán necesidad de ser purificados en ese crisol, pero las Escrituras indican que la mayoría de la iglesia viviendo al fin del siglo consistirá en una gran multitud que nadie podía contar que sale victoriosa de la gran tribulación en Apocalipsis 7:14.

"Padre Celestial, ten misericordia de todos nosotros que enseñamos estas cosas y a quienes está guiando en tus caminos, concediéndonos sabiduría y revelación para ayudar a los santos en lugar de impedirlos. Padre, destruye los esfuerzos del enemigo que intenta engañar a la iglesia en estas áreas y conceda a la iglesia sabiduría y revelación para ver las cosas como tú las ves. En el nombre de Jesús te pedimos esto para tu gloria y por amor a tus santos que vivirán al fin de este siglo."

Regresar a Homepage/Tabla de Contenido l

Capítulo Anterior #3: Las Visiones de Daniel de la Cruz l

Próximo Capítulo #5: Desde Mateo 24... Hasta La Iglesia de Hoy l